EL BUENO, LA BOMBA

Y EL MALO

(2000)

A principios de los 80 fui por primera vez a Almería y me fascinó, entre otras cosas por ser el escenario natural de algunas de mis películas preferidas como Lawrence de Arabia o El bueno, el feo y el malo. Durante el año 2000 estuvimos varias veces rodando en Almería, en especial para el proyecto de Sergio Leone. Este documental fue una especie de divertimento en el que relacionamos la edad de oro del cine en Almería con el incidente de Palomares, en el que 4 bombas atómicas cayeron en su costa. La idea era preguntarnos porqué el cine no había dejado una huella más profunda -por ejemplo, en forma de infraestructuras- o porqué no se había tomado más en serio el episodio de las bombas, que cayeron a pocos kilómetros de las principales zonas de rodaje: Tabernas o el Cabo de Gata.

 

Una de las bombas atómicas recuperedas en la costa almeriense. A la izquierda Francisco Simó, más conocido como Paco el de la Bomba.

Rodando en Tabernas. Manel Mayol, Pere Ballesteros, yo mismo y el amigo Juan Fernández, un auténtico genio de la localización.

 

John Lennon durante el rodaje de Cómo gané la guerra en Almería.